SEIS HABITACIONES DOBLES Y UN APARTAMENTO.

                                            CAPACIDAD MAXIMA DE LA ALDEA 26 PERSONAS.

El Cuco

Apartamento 60 m en dos plantas.

Planta baja diáfana con salón con dos sofas, cocina americana y comedor.

Planta primera con dos dormitorios, uno con cama de 1.35 

Y otro con...

Más información

La Terrera

Habitación doble en primera planta con escalera independiente.

Consta de dos estancias, pequeño salón con sofá cama de 1.40 

Y habitación con dos camas de 90  y sofá cama de...

Más información

El Archibebe

Habitación doble en planta baja con dos camas de 90 y cuarto de baño.


Información Adicional

  • Hora de entrada: desde las 16:00 h
  • Hora de salida:...

Más información

El Martín Pescador

Habitación doble en primera planta con escalera y balcón compartido.

Con dos camas de 90  y dos sofás camas de 80  y cuarto de baño.


Información...

Más información

El Avión Zapador

Habitación doble en primera planta con escalera y balcón compartido.

Con dos camas de 90  y sofá cama de 1.40 y cuarto de baño.


Información...

Más información

El Somormujo

Habitación doble en planta baja a la pradera.

Con dos camas de 90 y cama supletoria de 1.40 en un altillo que se accede con escalera de madera y cuarto de baño.

Más información

La Abubilla

Habitación en planta baja a la pradera con balcón privado, dos camas de 90, cama supletoria de 90 y cuarto de baño.

Más información

Estancias comunes



Contamos con dos estancias comunes para el disfrute de todos los huéspedes, cocina (25 m) y salón * (25m). Además de dos barbacoas exteriores y horno de leña. Una hectárea de terreno (sin vallar) con increíbles vistas a La Limia, para disfrutar plenamente de la naturaleza.

Todas nuestras estancias (incluidas las habitaciones) tienen entrada independiente desde el exterior.

Restaurante



Solo por encargo

Cocina



Cocina de uso común, de 25 m, equipada con todo lo necesario; nevera, lavavajillas, microondas, horno, tostador y menaje completo. 

Salón comunitario



El antiguo secadero de jamones, reconvertido en salón de uso común. En la actualidad, solo para uso en buen tiempo ya que el tejado no aísla en invierno lo necesario. (Reforma en Proyecto).